Elige destino

viernes, 2 de agosto de 2019

¿Vivir en una residencia o en familia, un año en el extranjero?


año escolar en el extranjero



Cuando se decide matricularse en cursos para estudiar inglés en el extranjero, una de las primeras disyuntivas a las que se enfrenta un estudiante y su familia es la elección del tipo de alojamiento. Esta decisión tendrá una serie de implicaciones muy importantes sobre el aprendizaje del idioma y el desarrollo de los estudios. Elegir entre familias de acogida o residencias para estudiar inglés en el extranjero son las dos opciones más populares. Pero, ¿cuál de ellas es mejor?

Estudiar inglés en el extranjero en familia


Las familias de acogida para aprender inglés durante una estancia en el extranjero pueden ser una de las opciones más confortables. El calor de un hogar, la simpatía y cercanía de una familia y la confianza generada con el nuevo miembro llegado, sirven para construir fuertes lazos con la cultura y pilares sólidos para el aprendizaje del inglés. 



familias de acogida para aprender inglés



Estudiar inglés en familia conlleva una serie de ventajas que se deben valorar a la hora de estudiar un año escolar en el extranjero. 

Por una parte, la inmersión lingüística se convierte en un proceso más sencillo y también más rápido con una familia autóctona. La exposición al nuevo idioma de la mano de un núcleo familiar se hace de manera continua e intensiva. Los estudiantes, aunque asistirán a clases y disfrutarán de tiempo de ocio, convivirán con los miembros de la familia diariamente, lo que fomentará la comunicación en la lengua materna.

Más allá de la inmersión lingüística, es muy importante valorar la inmersión cultural que se produce cuando un estudiante se aloja con familias de acogida para aprender inglés. Conocer de cerca tradiciones, poder asistir a citas familiares, participar en eventos típicos de la comunidad local o probar la gastronomía local enriquece el aprendizaje del estudiante.

Aprender el lenguaje y enriquecerlo con expresiones coloquiales en situaciones del día a día será otro valor añadido más que puede hacer que los estudiantes se decanten por esta opción a la hora de aprender inglés en el extranjero.

Residencias para estudiar inglés extranjero


Las residencias para estudiar inglés en el extranjero se posicionan como una de las opciones más atractivas para los estudiantes. La mezcla de culturas, el entretenimiento y la cercanía al centro de estudios son los principales valores añadidos de este tipo de alojamiento cuando se decide estudiar un año escolar en el extranjero.

residencias para estudiar ingles extranjero


Vivir en una residencia permite a los estudiantes entrar en contacto directo con alumnos de múltiples nacionalidades. Esta experiencia multicultural sirve como enriquecimiento del idioma además de poder conocer de cerca otras culturas.

Mayor flexibilidad, independencia y el disfrute de instalaciones compartidas con otros alumnos harán que los estudiantes estén abiertos a nuevas experiencias y la inmersión lingüística sea más completa.

Por tanto, la elección entre un alojamiento en familia de acogida para estudiar inglés o residencia se convierte en una cuestión de prioridades, ya que la lista de ventajas en ambas opciones es amplia. Las necesidades o la edad del estudiante pueden convertirse en las mejores palancas para tomar una u otra decisión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario