Elige destino

viernes, 20 de septiembre de 2019

¿ Y por qué hay que viajar acompañado?





Al contrario de lo que te dice tu cabeza y de lo que piensa la mayoría de la gente, viajando solo aprovecharás para conocerte a ti mismo y profundizarás en tu interior. Cada vez más gente se anima a ir al extranjero a aprender idiomas y a viajar solos; es una manera totalmente diferente de vivir experiencias saliendo de tu zona de confort.

Con familia o con amigos, está claro que viajar es muy divertido, pero eso ya lo has hecho toda tu vida, y ya tendrás tiempo de seguir haciéndolo, pero viajar solo es mucho más gratificante y además te obliga a hacer nuevas amistades que, por regla general, suelen durar toda la vida, te ayuda a ser más extrovertido y realizar nuevas actividades, que de otra manera no se te pasarían por la cabeza realizar. Es muy recomendable que estas nuevas amistades que hagas no sean de tu nacionalidad, ya que así además de practicar más el inglés, que es la razón principal por la que has emprendido este viaje, aprenderás mucho de su cultura, los gustos, rutinas, y sobre todo la comida tan variada que hay en tantos rincones del mundo. No te centres sólo en conocer españoles porque al final no aprenderás tanto inglés ni enriquecerás tu vida, aprovecha la diversidad que te vas a ir encontrando. 

Si tienes la oportunidad de estudiar una año en el extranjero DISFRUTA del viaje, APRENDE lo que puedas, RELÁJATE y CONOCE nuevos amigos.







Ventajas de viajar solo



Si viajas acompañado, cuándo te enfrentes a una situación adversa, como es normal, recurrirás a lo fácil, y nuestro consejo, es huir de lo fácil y aprender por tus medios a hacer frente a esas situaciones adversas que se te puedan presentar, ya que siempre surgirá algún imprevisto, y es un gran reto superar los momentos difíciles. Superar estos retos te ayudarán para que en el futuro puedas resolver problemas mayores y sobre todo a ver el lado positivo de las cosas. Además, el hecho de viajar solo, hará que valores mucho más lo que tienes a diario en tu entorno, como la familia, amigos, la falta de preocupaciones y responsabilidades. Y otro punto a favor, es que no tendrás que discutir con tus compañeros de viaje sobre quien se sienta en la ventanilla y quien, en el pasillo, si entrar o no a un museo, y una cosa que suele traer muchos problemas en los viajes: que, donde y cuando comer ;)

Estudiar fuera de tu país y estar fuera de tu casa, conseguirá que tengas una sensación de libertaddisfrutar de tu tiempo, planificar lo que quieres hacer… sin muchas preocupaciones, aprenderás un idioma, vivirás otra cultura, pero también te hará que te gestiones de manera autónoma, seas más responsable y obtengas una gran madurez entre otras muchas cosas.

Como consejo, no desperdicies la gran oportunidad de estudiar fuera, para descubrir quién eres y averiguar qué te gustaría ser y que no, ponte a prueba saliendo te tu zona de confort y verás como repetirás.



Viaja sin miedos, inseguridades y prejuicios. No te arrepentirás de la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario