Elige destino

jueves, 16 de febrero de 2017

Los 13 errores más comunes en inglés





Imagen relacionada



Hoy en el blog os queremos hablar sobre los fallos más habituales que cometemos los hispanohablantes al hablar o escribir en inglés.  Porque, independientemente del nivel de inglés que tengamos, todos hemos cometido alguna vez alguno que otro de estos errores sin darnos cuenta…
El inglés, a diferencia de otros idiomas con una gramática bastante complicada, es un idioma muy fácil de aprender, ya que tiene un vocabulario sencillo y menos conjugación de los verbos que, por ejemplo, el español o el francés.  No obstante, al hablar de un idioma extranjero, es normal que, de vez en cuando, cometamos errores puntuales o nos de vergüenza hablar por miedo de cometer dichos errores. Pese a los pasos gigantescos que se han dado en las últimas décadas en la enseñanza de los idiomas extranjeros y a que cada día haya más personas que quieren hacer un curso de inglés para adultos en el extranjero, hay que reconocer que los idiomas son una asignatura pendiente de los españoles. 

Aquí van los 13 errores más comunes que cometemos los hispanohablantes al hablar inglés y nuestras recomendaciones para dejar de cometerlos:

1.     La “e” antes de las palabras que empiezan por “s”. La mayoría de las personas añaden, tanto a la hora de escribir como a la hora de hablar, una “e” antes de palabras como school, star o incluso Spain. Oír a alguien diciendo “/espein” o “/escul” es más que habitual. Puede ser que el error se deba al uso de anglicismos como “estrés” (del inglés stress) pero está claro que la regla no se debería aplicar a todas las palabras que empiezan por esta consonante.

2.      La forma de pronunciar la “h”. Muchas personas pronuncian la “h” como si fuese una “j” española. En inglés, la “h” es un sonido pronunciado con una ligera aspiración.

3.      Pronunciar la “ye” inicial. Por ejemplo, en la palabra yellow, hay que pronunciarlo como una “i”, no “elle”.

4.      Business” sólo lleva doble “s” al final de la palabra. Mucha gente escribe “bussiness”.
5.      “Coffee” lleva doble f y doble e. No cofee, no coffe.

6.      Mal uso del plural para nombres de plural irregular. Hay mucha gente que se empeña en añadirle una “s” a cualquier nombre a la hora de ponerlo en plural, es por ello que vemos muchas veces palabras mal escritas, como “mens” o “childrens”. La única forma que tienes de evitar cometer este error es aprenderte las palabras que son irregulares en plural.

7.      “People is” en vez de “people are”.  “People” está en plural y es por eso que tenemos que usar el verbo “to be” en plural también.

8.     El curioso caso de “Because”. El Cambridge English Corpus nos dice que, analizando los exámenes de Cambridge alrededor del mundo, se han dado cuenta de que existen hasta 237 tipos de errores diferentes al escribir esta palabra. Becouse, becaus, beacuse son sólo algunas formas de escribir la palabra.

9.      ¿“Wich” o “which”? No te queda otra que aprender que la forma correcta es la que lleva una “h” después de la “w”.

10.  Los famosos false friends o falsos amigos. Se trata de palabras que, por escribirse de la misma forma (o parecida) en español son confundidas, pero en inglés significan otra cosa. Es el caso de “assist”, el false friend más frecuente entre los españoles, que significa “ayudar” y no “asistir” como puede ser que pensemos (lo correcto sería attend en inglés para asistir).

11.   Remember vs. Remind. Si tú “remember” algo, quiere decir que te viene algo a la cabeza, te acuerdas de algo. A la gente se le recuerda “remind” algo que ha olvidado, en este caso hablamos de un verbo transitivo.

12.  See vs. Look vs. Watch.  La diferencia entre los tres verbos está en la intención, el verbo “look” se usa cuando sí que hay intención de ver algo, mientras que “watch” se usa cuando lo estás viendo con intención y, además, con intensidad, porque se trata de algo que está en movimiento.

13.  Say vs. Tell. “Say” se usa en el estilo directo, mencionando las palabras textuales entre comillas, o en el estilo indirecto, contando lo que ha ocurrido, pero sin mencionar a la persona a la que le estamos hablando. Si vamos a mencionar dicha persona, tenemos que usar el verbo “tell”. Este último también se usa con el significado de “contar” o de “diferenciar”

Si no dominas muy bien el inglés, es complicado no cometer ninguno de estos errores pero, por lo menos, ya que los conoces, sabes que estás predispuesto a cometerlos y a lo mejor no te va a dar tanto miedo expresarte en inglés. Lo mejor que puedes hacer es lanzarte a hablar y a escribir en inglés, con el tiempo vas a superar el miedo y lo harás mejor.


martes, 14 de febrero de 2017

Los 5 mejores destinos para aprender inglés








Ya nadie duda de la importancia de dominar el inglés. Es prácticamente imprescindible para acceder al mercado laboral tener un conocimiento exhaustivo del cuatro idioma más hablado del mundo. Sin duda, realizar un curso de inglés en el extranjero es la vía más rápida, fácil y sencilla para aprender un idioma. Un curso en el extranjero te permitirá aprender el idioma e ir día a día familiarizándote con las expresiones y las frases hechas. Sin olvidar la inmersión cultural que te llevará a conocer las costumbres y el estilo de vida del país. ¿Pero qué destino es mejor para aprender inglés?

1.       Reino Unido

Es el destino perfecto para los que quieren adquirir el impecable acento inglés. El inglés británico se caracteriza por ser uno de los más puros y exquisitos que le han permitido alzarse con el título de la “cuna del inglés”.

Destaca la reputación de sus centros de estudios y la posibilidad de compaginar estudios con empleo. Estos factores, junto a la cercanía a nuestro país, lo han convertido en el destino perfecto para muchos españoles. Ciudades como Londres, Cambridge, Brighton o Leeds son la opción elegida por cientos de estudiantes. La capital concentra un gran número de españoles convirtiéndose en la opción más desaconsejada si sólo quieres escuchar inglés. Cambridge cuenta con un gran ambiente estudiantil y Brighton es la más económica.

2.       Irlanda

Destino similar a Reino Unido pero más económico. El carácter irlandés es más parecido al español situándose, así, en el país perfecto para los alumnos más introvertidos. Su riqueza cultural y natural es uno de los reclamos para quienes no sólo buscan aprender inglés, sino también, conocer la tierra por excelencia de los castillos, los mitos y las leyendas.

3.       Canadá

Caracterizado por su hospitalidad y multiculturalidad es el destino más económico si quieres aprender inglés en el continente americano. Con un inglés más neutral, es el destino perfecto para aprender el idioma y conocer la belleza de ciudades con Toronto, Montreal o Vancouver, donde modernidad y paisaje van de la mano.

4.       Estados Unidos

El inglés estadounidense no es el más puro, pero, a cambio, es pionero en ofrecer cursos de inglés para extranjeros. Estudiar en Estados Unidos es trasladarse a uno de los países más ricos culturalmente hablando y pensados para el éxito. Estados Unidos no sólo es la cuna del sueño americano sino que es el país donde han crecido algunas de las empresas más importantes del momento. Estudiar en USA es adquirir una cultura empresarial diferente.
Al igual que en Canadá, la dificultad para conseguir un visado no lo convierte en el destino más apropiado para aquellos que quieren compaginar estudios y trabajo.

5.       Australia

La lejanía de este país no lo sitúa a priori como el destino más apetecible para aprender inglés.  Su acento tampoco es el más fácil de asimilar, pero a cambio, ofrece un clima cálido, paisajes de película y una población hospitalaria. Es posible viajar como turista durante tres meses, a partir de ese momento es necesario un visado de estudiante. Si quieres aprender inglés y trabajar, es necesario contar con un visado especial pero los requisitos no son tan estrictos como en Canadá o Estados Unidos.

KW principal: inglés

miércoles, 8 de febrero de 2017

5 apps para aprender inglés


Resultado de imagen de aplicaciones para estudiar inglés


Sólo uno de cada cinco españoles tiene un buen dominio del inglés, según los datos del Consejo de Europa. Los idiomas siguen siendo una asignatura pendiente en nuestro país. A los métodos tradicionales de aprendizaje, se han sumado aplicaciones móviles que permiten aprender inglés o perfeccionarlo, si perteneces a ese 20% de afortunados que domina el idioma de Shakespeare, de forma fácil y divertida. Te presentamos una recopilación de las mejores apps para aprender inglés: 

1.       Duolingo

Su apuesta por un interfaz visual y sencilla ha situado a Duolingo como una de las aplicaciones para aprender idiomas más descargadas. Cuenta con más de 12 millones de usuarios con distintos niveles de conocimientos. Duolingo es atractivo tanto para los que demandan un inglés básico como para aquellos que necesitan un nivel más avanzado.  Tras registrarte de forma totalmente gratuita, podrás optar por empezar desde cero o realizar una prueba de nivel.
Cada lección dura pocos minutos y su funcionamiento es similar a un juego. Consta de ejercicios para hablar, escribir, escuchar y traducir. Ganarás vidas con cada acierto y las perderás con cada fallo, podrás coger atajos para ir subiendo de nivel y alcanzar tus metas diarias. La app te envía recordatorios, mensajes motivadores y permite conocer tu evolución.

2.       Babbel

Si estás buscando aumentar tu vocabulario y practicar tu pronunciación, Babel es tu aplicación para aprender inglés. Enseña hasta 2.000 palabras diferentes clasificadas  por 27 temas: ciudad, vida, relaciones, ropa, mundo digital, etc. Tras elegir la temática, deberás repetir las palabras que vas escuchando, si la pronunciación es incorrecta tu móvil vibrará, completar frases y pulsar sobre la imagen tras visualizar una palabra.
Babel no dispone de guías ni de gramática, por lo tanto, está especialmente recomendada para los usuarios con un nivel medio o avanzado de inglés.

3.       Wlingua

Es la más similar a un curso de inglés tradicional pero disponible en formato de aplicación. Podrás optar por iniciar el curso desde cero o realizar una prueba de nivel para comenzar el aprendizaje en base a tus conocimientos. Wlingua tiene cuatro niveles de dificultad: A1, A2, B1 y B2, es decir, permite aprender inglés básico e inglés avanzado.
Antes de comenzar cada lección, encontrarás una pequeña explicación de los contenidos que se distribuyen en: teoría, gramática, fonética, vocabulario y pronunciación, aunque, a diferencia de otras apps, no tiene reconocimiento de voz. Uno de sus principales atractivos es que permite elegir entre vocabulario inglés o americano.

4.       Wibbu
Si tu inglés puede encasillarse dentro del famoso spanglish, Wibbu es la aplicación que estabas buscando. Se centra en los tres principales problemas que encontramos a la hora de aprender inglés: la gramática, la conversación y la comprensión, proponiendo ejercicios de escuchar, hablar y corregir.
Al igual que Duolingo, recurre a una mecánica similar a los videojuegos, para que el aprendizaje sea más divertido, incorporando juegos con phrasal verbs, traducciones y refranes. Adecuado para todos los niveles: básico, intermedio y avanzado.

5.       Bussu


Adaptada a nivel básico e intermedio, uno de los puntos que marcan la diferencia con otras apps, es el nivel  “inglés para viajar”. El registro es gratuito pero para completar el curso es necesario pagar. Encontrarás vocabulario, gramática y situaciones cotidianas en una interfaz más parecida a los libros de texto con ejercicios prácticos, traducciones y teoría. 

lunes, 23 de enero de 2017

6 consejos para preparar un viaje de estudios en el extranjero



Cualquier viaje necesita de una buena organización, ¡pero si es un viaje de estudios al extranjero, tienes que prepararlo incluso mejor! Si estás pensando en embarcarte en la aventura de tu vida para estudiar un año escolar en el extranjero o simplemente quieres aprender idiomas en el extranjero gracias a un curso para jóvenes de un par de semanas, estos consejos van a ayudarte a planificar mejor tu viaje. ¡De esta forma disfrutarás de una estancia de lo más agradable!

1.      ¡Infórmate sobre el destino!
First things first! La decisión de irte a estudiar en el extranjero durante un año o un trimestre escolar no es fácil de tomar. Vas a estar lejos de los tuyos durante mucho tiempo, por lo que te tienes que asegurar de que vas a estar en un país seguro, con una cultura que puedas entender y respetar y donde vayas a poder hacer amigos. Asegúrate de buscar información sobre el destino antes de irte de viaje. En la era del internet, esto es mucho más fácil de lo que parece, te vale con encontrar una web de confianza donde recopilen toda la información que te hace falta conocer para disponer de suficiente información como para sentirte preparado para irte de viaje al extranjero. Identifica los sitios a los que viajar, las costumbres culturales, todo lo que necesitas saber para que durante tu viaje te sientas cómodo y seguro.

2.     Documentación para el viaje
Independientemente del país al que viajes, vas a necesitar un tipo u otro de documentación. Infórmate bien sobre las condiciones que hay para entrar en el territorio de un país, asegúrate de tener el DNI o el pasaporte actualizados y, sobre todo, busca toda la información que pueda haber sobre el tema del visado. Países como Australia o China requieren un visado y para viajar a Estados Unidos, además de disponer de un pasaporte de lectura electrónica con mínimo seis meses de validez, tienes que solicitar por internet la ESTA, una autorización de viaje.

3.     Alojamiento
Si eres una persona a la que le gusta mucho estar con gente, lo ideal es que durante tu viaje al extranjero para aprender idiomas te alojes en una residencia. En las residencias de estudiantes te vas a integrar de forma rápida y vas a estar con personas de distintas culturas y nacionalidades, por lo que tu experiencia se convertirá en una de las más enriquecedoras de tu vida.
  
4.     Seguro de viaje
Para tú próximo viaje de estudios al extranjero, te recomendamos hacerte con un seguro de viaje que tenga cobertura de responsabilidad civil y legal. Es muy importante que sepas si el viaje de estudios lo incluye y, en el caso de que no lo haga, coger uno privado, el que mejor se adapte a tus necesidades.

5.      Dinero
Aunque seas de las personas que nunca sacan dinero y tiran de la tarjeta de crédito siempre, para tu viaje al extranjero asegúrate de llevar encima efectivo, por lo menos para unos días, hasta que te acostumbres a la nueva ciudad e identifiques los sitios donde sí que puedes sacar dinero/pagar con la tarjeta en caso de que te haga falta. En cuanto al cambio de moneda, lleva encima el dinero necesario para tu ciudad de origen y, al ser posible, para la ciudad de destino también. ¡No se te olvide que los aeropuertos son los peores sitios para el cambio de moneda, por lo que es mejor evitar cambiar dinero ahí!

6.     Hacer la maleta
Dependiendo de lo larga que sea tu estancia en el extranjero, vas a necesitar más o menos cosas. Antes de ponerte a hacer la maleta, haz un listado de todo lo que necesitas. Intenta coger ropa que puedas combinar de forma fácil, calzado cómodo (que seguro que pasearás mucho) y algún que otro complemento que te sirva para llevar tus pertenencias a todos los lados.
No te olvides del cargador del móvil y, sobre todo, del adaptador de enchufes, que te va a salir más barato en tu país que en el de destino.
Si estás predispuesto a alergias o tienes algún otro tipo de problemas, no te olvides de llevar tu botiquín con los medicamentos que te pueden hacer falta, ojalá no tengas que usarlos, pero como en otro país es muy probable que no tengan los mismos nombres, es mejor que te lleves los tuyos.

Y lo más importante que no te tiene que faltar cuando te vayas de viaje: las ganas de aprender el idioma. ¡Seguro que lo harás genial!  


martes, 17 de enero de 2017

6 consejos para aprender chino sin morir en el intento






El chino es el idioma más difundido del mundo, lo hablan más de mil millones de personas en todo el mundo. Según las estadísticas oficiales, el dialecto original de Beijing, el chino Mandarín, es hablado por más de 1.300 millones de personas, siendo, de esta forma, el idioma más utilizado en el mundo entero, seguido por el hindi, el inglés y el español.

Aunque a los españoles nos parezca un idioma difícil de aprender, la verdad es que el chino no es, gramaticalmente hablando, un idioma muy complicado.  Los verbos no se conjugan, no existen los géneros y los sustantivos no se declinan, por lo que aprender chino es algo que definitivamente puedes hacer si te lo propones. Actualmente, en España más de 40.000 personas estudian chino y el estudio del idioma crece año a año. Muchísimas universidades y escuelas de idiomas han incluido el idioma en su oferta de cursos para jóvenes y adultos. Y si las mismas princesas de España lo están estudiando, está claro que el chino es el idioma del futuro.

¡Si aprender chino sin morir en el intento está dentro de tus propósitos para el año nuevo, sigue leyendo nuestros consejos para hacer que esta tarea no se convierta en imposible!

1.       Busca el curso de chino que mejor se adapte a tus necesidades. Como cualquier otro idioma, el chino también se enseña en función del nivel actual que poseas del idioma, de forma básica o intensiva, en grupo o individual…¡encuentra el tipo de curso que más va con tu forma de ser y con tus necesidades!

2.       Practica. Sin duda alguna, el éxito a la hora de aprender idiomas está en practicarlo, en realizar una inmersión completa en el idioma, llegar a pensar incluso en el idioma que estás estudiando y dejarte llevar. El miedo está excluido cuando de hablar idiomas se trata, así que, aunque no estés seguro de ti mismo y consideres que no lo estás haciendo bien del todo, ¡práctica! Te vendrá genial para mejorar tu nivel de chino y, lo más importante, la confianza en uno mismo.

3.       Organización y constancia. De nada sirve ponerte hoy a aprender los caracteres chinos, estudiarlos en detalle, para luego no volver a ponerte con ello durante semanas. Olvidar palabras en un idioma, el chino incluido, puede ser cuestión de unas horas o cuestión de años, dependiendo del tiempo que hayamos invertido en estudiar. Para que algo se nos quede en la memoria, tenemos que dedicarle tiempo y esfuerzo. Es por ello que deberíamos dedicarle como mínimo 30 minutos al día al estudio del chino (o cualquier otro idioma). De esta forma, consolidar los conocimientos nos va a resultar más fácil y llegaremos a aprender el idioma poco a poco.

4.       Viajar. Un curso de chino en el extranjero es la mejor inversión que puedes hacer en tu futuro. Si deseas realizar un curso de chino, lo ideal es hacerlo yendo a una academia de chino en China. Viajar al lugar donde se habla el idioma con fluidez es lo mejor que puedes hacer para aprender el idioma. Una inmersión total en la forma de vivir de los chinos, en la cultura y la gastronomía, en el día a día – todo esto te ayudará a aprender el chino más rápido y de forma más duradera.

5.       Escucha canciones y ve películas. Está demostrado que las personas que viven en países donde las películas no se doblan (en la tele o en los cines) tienen más facilidad para aprender cualquier idioma extranjero. Si no estás en un nivel principiante con el idioma, ver una película o algún vídeo musical te ayudará no sólo a mejorar tu vocabulario, sino también a aprender cosas sobre el lenguaje corporal y la dicción, elementos clave de los países asiáticos.

6.      Aprende por imitación. Aunque no sea una técnica muy productiva, generalmente, cuando hablamos del idioma chino suele funcionar. Repetir las palabras y estudiar cómo hablan los nativos puede ponerte las cosas más fáciles.


Y tú, ¿qué trucos usas para aprender idiomas? ¿Has pensado alguna vez en aprender chino? ¡Comparte con nosotros tus experiencias, entre todos haremos que aprender idiomas sea algo más llevadero!  

lunes, 9 de enero de 2017

7 motivos para que tus hijos estudien en el extranjero







Si te estás preguntando qué puedes hacer para mejorar la educación de tus hijos, uno de las
opciones más interesantes es la formación en el extranjero. Estudiar fuera es una de las
opciones más enriquecedoras que puedes ofrecer a tus hijos ya que potenciará su desarrollo
profesional y personal. Pero, ¿cuáles son los motivos más importantes para que tu hijo estudie
en el extranjero?
 
1. Aprender un nuevo idioma

Una de las principales ventajas de estudiar en el extranjero es que el aprendizaje de un
nuevo idioma está garantizado. Si tu hijo ya tiene un buen nivel, le permitirá aumentar
sus conocimientos y adquirir soltura ya que será el idioma habitual de su día a día.

2. Estudiar en un sistema educativo diferente

Tu hijo se formará en un sistema educativo diferente al español lo que le permitirá
conocer otras metodologías formativas y seleccionar lo mejor de cada uno.

3. Conocer otra cultura

Vivir en otro país le permitirá sumergirse en otra cultura, costumbres y tradiciones.
Aprenderá a ser más tolerante y contribuirá a su desarrollo y enriquecimiento
personal. También le servirá para valorar nuestra cultura desde otra perspectiva.

4. Hacer contactos y amistad

Tus hijos conocerán a otros estudiantes que están en su misma situación. Establecerá
relaciones de amistad para toda la vida que le permitirán no sólo ser más tolerante y
abierto, sino también establecer una red de contactos tan importante en la sociedad
actual.

5. Crecimiento personal

Estar lejos de su familia y su entorno le ayudará a ser más independiente.
Experimentará los beneficios de salir de la zona de confort aprendiendo así una
vivencia fundamental para su futuro.

6. Aumentar las posibilidades de empleabilidad

Estudiar en el extranjero aumenta de forma exponencial las posibilidades de encontrar
empleo. Por un lado, las empresas de nuestro país valoran positivamente las estancias
formativas en el extranjero, y, por otro, podrás trabajar en el país de estudios.

7. Viajar

Es posible que para ti no sea el motivo principal. Sin embargo, durante su estancia en
otro país tu hijo tendrá la posibilidad de viajar y conocer otros lugares, paisajes y
forma de vida. Una excusa perfecta para darle ese pequeño empujón para que esté
ilusionado con su año de estudios en el extranjero

miércoles, 28 de diciembre de 2016

5 ventajas de aprender inglés en casa del profesor





Existen numerosas alternativas para aprender inglés. Coincidirás con nosotros que el método más eficaz es viajar a un país que te permita aprender el idioma con profesores nativos. Pero a la hora de planificar un viaje al extranjero para aprender inglés existen distintas modalidades: colegio público, privado, en residencia, con una familia o un elegir un programa de inglés en casa del profesor. Esta última quizás sea la opción menos conocida pero no por ella la más desaconsejable.

¿En qué consiste el programa?
El estudiante se aloja y estudia en casa del profesor. Los docentes son profesionales nativos altamente cualificados en cubrir las necesidades formativas y lingüísticas del alumno. El programa incluye pensión completa (desayuno, comida y cena) en casa del profesor y actividades y excursiones para sumergirse en la cultura del país.

¿Qué beneficios aporta?

Ahorro de tiempo: el estudiante no tiene que desplazarse al centro de estudios ya que realiza toda la formación en la casa del profesor.

El estudiante marca su propio de ritmo de aprendizaje: el alumno recibe una atención personalizada y el profesor puede adaptarse a las necesidades del estudiante. No tendrá que adecuarse a una clase colectiva ni a ritmo de los compañeros.

El aprendizaje va más allá de las clases: la formación es continua durante todo el día ya que el estudiante puede practicar inglés durante toda la convivencia con el profesor. Tendrás la ventaja de que un especialista de guiará y corregirá las 24 horas.

Garantiza la inmersión cultural: el programa incluye actividades y excursiones para conocer la forma de vida, la cultura y los paisajes del país. 

Resultados excelentes: los resultados de este tipo de programa son positivos. El estudiante no deberá acudir a un profesor particular porque tendrá un profesor en casa que se dedica únicamente a satisfacer sus necesidades de formación.


En definitiva, aprender inglés en casa del profesor es una excelente opción aprender el idioma gracias al seguimiento individualizado y constante del profesor nativo.