Elige destino

martes, 17 de enero de 2017

6 consejos para aprender chino sin morir en el intento






El chino es el idioma más difundido del mundo, lo hablan más de mil millones de personas en todo el mundo. Según las estadísticas oficiales, el dialecto original de Beijing, el chino Mandarín, es hablado por más de 1.300 millones de personas, siendo, de esta forma, el idioma más utilizado en el mundo entero, seguido por el hindi, el inglés y el español.

Aunque a los españoles nos parezca un idioma difícil de aprender, la verdad es que el chino no es, gramaticalmente hablando, un idioma muy complicado.  Los verbos no se conjugan, no existen los géneros y los sustantivos no se declinan, por lo que aprender chino es algo que definitivamente puedes hacer si te lo propones. Actualmente, en España más de 40.000 personas estudian chino y el estudio del idioma crece año a año. Muchísimas universidades y escuelas de idiomas han incluido el idioma en su oferta de cursos para jóvenes y adultos. Y si las mismas princesas de España lo están estudiando, está claro que el chino es el idioma del futuro.

¡Si aprender chino sin morir en el intento está dentro de tus propósitos para el año nuevo, sigue leyendo nuestros consejos para hacer que esta tarea no se convierta en imposible!

1.       Busca el curso de chino que mejor se adapte a tus necesidades. Como cualquier otro idioma, el chino también se enseña en función del nivel actual que poseas del idioma, de forma básica o intensiva, en grupo o individual…¡encuentra el tipo de curso que más va con tu forma de ser y con tus necesidades!

2.       Practica. Sin duda alguna, el éxito a la hora de aprender idiomas está en practicarlo, en realizar una inmersión completa en el idioma, llegar a pensar incluso en el idioma que estás estudiando y dejarte llevar. El miedo está excluido cuando de hablar idiomas se trata, así que, aunque no estés seguro de ti mismo y consideres que no lo estás haciendo bien del todo, ¡práctica! Te vendrá genial para mejorar tu nivel de chino y, lo más importante, la confianza en uno mismo.

3.       Organización y constancia. De nada sirve ponerte hoy a aprender los caracteres chinos, estudiarlos en detalle, para luego no volver a ponerte con ello durante semanas. Olvidar palabras en un idioma, el chino incluido, puede ser cuestión de unas horas o cuestión de años, dependiendo del tiempo que hayamos invertido en estudiar. Para que algo se nos quede en la memoria, tenemos que dedicarle tiempo y esfuerzo. Es por ello que deberíamos dedicarle como mínimo 30 minutos al día al estudio del chino (o cualquier otro idioma). De esta forma, consolidar los conocimientos nos va a resultar más fácil y llegaremos a aprender el idioma poco a poco.

4.       Viajar. Un curso de chino en el extranjero es la mejor inversión que puedes hacer en tu futuro. Si deseas realizar un curso de chino, lo ideal es hacerlo yendo a una academia de chino en China. Viajar al lugar donde se habla el idioma con fluidez es lo mejor que puedes hacer para aprender el idioma. Una inmersión total en la forma de vivir de los chinos, en la cultura y la gastronomía, en el día a día – todo esto te ayudará a aprender el chino más rápido y de forma más duradera.

5.       Escucha canciones y ve películas. Está demostrado que las personas que viven en países donde las películas no se doblan (en la tele o en los cines) tienen más facilidad para aprender cualquier idioma extranjero. Si no estás en un nivel principiante con el idioma, ver una película o algún vídeo musical te ayudará no sólo a mejorar tu vocabulario, sino también a aprender cosas sobre el lenguaje corporal y la dicción, elementos clave de los países asiáticos.

6.      Aprende por imitación. Aunque no sea una técnica muy productiva, generalmente, cuando hablamos del idioma chino suele funcionar. Repetir las palabras y estudiar cómo hablan los nativos puede ponerte las cosas más fáciles.


Y tú, ¿qué trucos usas para aprender idiomas? ¿Has pensado alguna vez en aprender chino? ¡Comparte con nosotros tus experiencias, entre todos haremos que aprender idiomas sea algo más llevadero!  

lunes, 9 de enero de 2017

7 motivos para que tus hijos estudien en el extranjero







Si te estás preguntando qué puedes hacer para mejorar la educación de tus hijos, uno de las
opciones más interesantes es la formación en el extranjero. Estudiar fuera es una de las
opciones más enriquecedoras que puedes ofrecer a tus hijos ya que potenciará su desarrollo
profesional y personal. Pero, ¿cuáles son los motivos más importantes para que tu hijo estudie
en el extranjero?
 
1. Aprender un nuevo idioma

Una de las principales ventajas de estudiar en el extranjero es que el aprendizaje de un
nuevo idioma está garantizado. Si tu hijo ya tiene un buen nivel, le permitirá aumentar
sus conocimientos y adquirir soltura ya que será el idioma habitual de su día a día.

2. Estudiar en un sistema educativo diferente

Tu hijo se formará en un sistema educativo diferente al español lo que le permitirá
conocer otras metodologías formativas y seleccionar lo mejor de cada uno.

3. Conocer otra cultura

Vivir en otro país le permitirá sumergirse en otra cultura, costumbres y tradiciones.
Aprenderá a ser más tolerante y contribuirá a su desarrollo y enriquecimiento
personal. También le servirá para valorar nuestra cultura desde otra perspectiva.

4. Hacer contactos y amistad

Tus hijos conocerán a otros estudiantes que están en su misma situación. Establecerá
relaciones de amistad para toda la vida que le permitirán no sólo ser más tolerante y
abierto, sino también establecer una red de contactos tan importante en la sociedad
actual.

5. Crecimiento personal

Estar lejos de su familia y su entorno le ayudará a ser más independiente.
Experimentará los beneficios de salir de la zona de confort aprendiendo así una
vivencia fundamental para su futuro.

6. Aumentar las posibilidades de empleabilidad

Estudiar en el extranjero aumenta de forma exponencial las posibilidades de encontrar
empleo. Por un lado, las empresas de nuestro país valoran positivamente las estancias
formativas en el extranjero, y, por otro, podrás trabajar en el país de estudios.

7. Viajar

Es posible que para ti no sea el motivo principal. Sin embargo, durante su estancia en
otro país tu hijo tendrá la posibilidad de viajar y conocer otros lugares, paisajes y
forma de vida. Una excusa perfecta para darle ese pequeño empujón para que esté
ilusionado con su año de estudios en el extranjero

miércoles, 28 de diciembre de 2016

5 ventajas de aprender inglés en casa del profesor





Existen numerosas alternativas para aprender inglés. Coincidirás con nosotros que el método más eficaz es viajar a un país que te permita aprender el idioma con profesores nativos. Pero a la hora de planificar un viaje al extranjero para aprender inglés existen distintas modalidades: colegio público, privado, en residencia, con una familia o un elegir un programa de inglés en casa del profesor. Esta última quizás sea la opción menos conocida pero no por ella la más desaconsejable.

¿En qué consiste el programa?
El estudiante se aloja y estudia en casa del profesor. Los docentes son profesionales nativos altamente cualificados en cubrir las necesidades formativas y lingüísticas del alumno. El programa incluye pensión completa (desayuno, comida y cena) en casa del profesor y actividades y excursiones para sumergirse en la cultura del país.

¿Qué beneficios aporta?

Ahorro de tiempo: el estudiante no tiene que desplazarse al centro de estudios ya que realiza toda la formación en la casa del profesor.

El estudiante marca su propio de ritmo de aprendizaje: el alumno recibe una atención personalizada y el profesor puede adaptarse a las necesidades del estudiante. No tendrá que adecuarse a una clase colectiva ni a ritmo de los compañeros.

El aprendizaje va más allá de las clases: la formación es continua durante todo el día ya que el estudiante puede practicar inglés durante toda la convivencia con el profesor. Tendrás la ventaja de que un especialista de guiará y corregirá las 24 horas.

Garantiza la inmersión cultural: el programa incluye actividades y excursiones para conocer la forma de vida, la cultura y los paisajes del país. 

Resultados excelentes: los resultados de este tipo de programa son positivos. El estudiante no deberá acudir a un profesor particular porque tendrá un profesor en casa que se dedica únicamente a satisfacer sus necesidades de formación.


En definitiva, aprender inglés en casa del profesor es una excelente opción aprender el idioma gracias al seguimiento individualizado y constante del profesor nativo. 

martes, 20 de diciembre de 2016

¿Qué idiomas son los más demandados por las empresas?

En un mercado laboral caracterizado por la competitividad, saber un idioma es un requisito prácticamente indispensable. En anteriores post, hemos abordado las ventajas de estudiar un año en el extranjero para el futuro profesional de tus hijos. Recuerda que el 33,4% de las empresas españoles exigen el conocimiento de algún idioma, pero ¿cuáles son los idiomas más demandados por las empresas?

Para responder a la pregunta, vamos a centrarnos en el informe sobre Empleabilidad e Idiomas en el Mercado Laboral realizado por Adecco e Infoempleo. El estudio establece un ranking de idiomas más demandados por las empresas:

1.       Inglés:

A pesar de no ser el más hablado, como era de imaginar el idioma más demando por las empresas es el inglés. El 90% de las ofertas de empleo, que exigen conocimiento de idiomas, establecen como requisito el conocimiento de la lengua de Shakespeare. La demanda de este idioma va en aumento si tenemos en cuenta los datos de 2013 cuando el porcentaje de ofertas era del 88,9%. 

El inglés es la lengua de los negocios, la investigación, internet y el comercio internacional. De ahí el elevado porcentaje de empresas que exigen su dominio.

2.       Francés:

El segundo lugar, aunque prácticamente empatado con el tercero, las empresas demandan profesionales que dominen el francés. El requerimiento de este idioma también va en aumento. Si actualmente es requerido en el 7,2% de las organizaciones, en 2013 era necesario para el 7,1% de las vacantes.

El francés es especialmente utilizado en el sector de la hostelería, el turismo, la industria farmacéutica y la ingeniería. Es importante recordar que el francés  es oficial en 30 países y hablado en los 5 continentes.

3.       Alemán:

A sólo 0,1% de diferencia del italiano se sitúa el alemán. A pesar del crecimiento económico de la locomotora europea, su presencia en las ofertas de empleo ha disminuido pasando del 7,3% en 2013 al 7,1% en 2016.

Las ofertas que demandan conocimientos de alemán están relacionadas mayoritariamente con las finanzas, las ventas, las nuevas tecnologías, la ingeniería, la aeronáutica y la industria eléctrica. 

4.       Portugués:

Su demanda en el mundo laboral no es muy significa. Sólo el 1,3% de las vacantes exigen conocimientos de portugués. No obstante, dominar la lengua del país vecino puede ser una ventaja competitiva frente al resto de candidatos, especialmente si va asociada al conocimiento de un segundo idiomas, además del materno.

La demanda del portugués en las ofertas de empleo está asociada con nuestra proximidad al país galo y con los intercambios comerciales con Brasil.

5º. Italiano:

Al igual que el portugués, es un idioma minoritario en las ofertas de empleo. Sólo es un requisito en el 0,8%.


En el informe de Adecco e Infoempleo quizás hechos en falta el conocido como idioma del futuro, el chino. Sin embargo, la dificultad para aprender el idioma y la estandarización del inglés en las relaciones comerciales no han permitido avanzar a esta lengua hasta las primeras posiciones. Tendremos que esperar unos años para conocer como avanza su posición en el ranking de idiomas más demandados por las empresas. ¿Cuál es tu pronóstico?

miércoles, 14 de diciembre de 2016

8 ventajas de estudiar un año académico en el extranjero





Estudiar durante un año académico en el extranjero será una experiencia vital inolvidable para tus hijos. Les permitirá dominar un segundo idioma, conocer una nueva cultura, formarse en un sistema académico distinto y madurar emocionalmente e intelectualmente. Cada vez son más los padres que eligen esta opción para la formación de sus hijos en idiomas por las importantes ventajas que conlleva:

1.       Aprender otro idioma
La principal ventaja de un año académico en el extranjero es el aprendizaje de un nuevo idioma.  Antes de realizar un curso escolar en el extranjero es recomendable tener un conocimiento previo del idioma. No hay que olvidar que el alumno sólo podrá expresarse en la lengua propia del país y su lengua materna dejará de ser útil en su día a día.
Durante su estancia en el extranjero, mejorará y aprenderá nuevos conocimientos sobre el idioma,  conocerá expresiones propias y podrá adecuar su lenguaje a las distintas situaciones de la vida cotidiana.  Al finalizar el año, el estudiará será bilingüe en la mayor parte de los casos.

2.       Estudiar en otro sistema educativo
El sistema educativo será más o menos parecido al español en función del destino seleccionado. En todo caso, el estudiante aprenderá unos valores y un sistema de aprendizaje distinto al habitual, consiguiendo, así, una gran capacidad de adaptación a nuevas situaciones.

3.       Invertir en el futuro
La formación académica en otro país está valorada tanto en el mundo profesional como académico. Es síntoma de madurez,  compromiso y garantiza una serie de habilidades y competencias difíciles de adquirir por otros métodos.

4.       Madurar
Tanto si la estancia se lleva a cabo en residencia o en familia, el alumno tendrá que aprender a convivir con otras personas y otras culturas. Deberá enfrentarse a la situación de vivir lejos de su familia y pondrá a prueba su tolerancia y capacidad de adaptación mejorando así a su capacidad para relacionarse con los demás.

5.       Conocer nuevos lugares y culturas
Si viajar es una de las experiencias más enriquecedoras, vivir en otro país es una experiencia vital inolvidable. En la mayor parte de los casos, el curso académico tiene una duración de 9 meses. Durante ese tiempo el alumno podrá conocer los paisajes y la idiosincrasia propia del país al tiempo que conoce otras costumbres y culturas.

6.       Hacer contactos
El estudiante se rodeará de un entorno diferente al habitual. Conocerá nuevos amigos y podrá establecer contactos tan importantes para su futuro profesional y vital.

7.       Optar a becas
Cada vez es más habitual que las becas de estudios exijan conocimientos de otros idiomas. En algunos casos es necesario realizar una prueba de nivel y, en otros, exigen certificados académicos que acrediten los conocimientos. En ambas situaciones, un año escolar en el extranjero permitirá superar con éxito las dos opciones.

8.       Un cambio de vida
Los padres debéis asumir que vuestros hijos van a experimentar un cambio vital que condicionará su manera de relacionarse y afrontar el día a día. Tras su paso por el extranjero, el estudiante será más maduro, tendrá más seguridad y contará con las habilidades sociales necesarias para interactuar con los demás.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

¿Dónde estudiar un año académico en el extranjero?



Estudiar un año académico en el extranjero no es sólo una inversión de futuro. Es, además, una experiencia vital inolvidable y una de las mejores opciones para aprender un idioma sumergido en la vida cultural y social del país. Pero llegado el momento de elegir un destino son muchas las dudas que asaltan a los padres. Active Global English House te recomienda los siguientes destinos:

Año académico en Irlanda

Especialmente recomendado para los estudiantes más jóvenes, sin experiencia previa en estancias en el extranjero, dada su cercanía a nuestro país, el carácter amable y extrovertido  de los irlandeses.
Los estudiantes podrán elegir entre el alojamiento en una residencia, que le permitirá convivir con otros alumnos del país facilitando así el conocimiento de la cultura irlandesa, o en familias, para aquellos estudiantes que prefieran el calor del hogar. En ambos casos, un año académico en Irlanda garantiza una inmersión lingüística y cultural en el país.
Otra de las principales ventajas de Irlanda como destino para un año escolar es la similitud entre los dos sistemas educativos. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte convalida el bachillerato.

Año académico en Inglaterra

El sistema educativo inglés es uno de los más prestigiosos y está reconocido por el Ministerio. El año académico en Inglaterra se lleva a cabo en ciudades pequeñas donde prima la tranquilidad y el ambiente familiar, garantizando así el confort del estudiante y la inmersión lingüística y cultural. Existe la posibilidad de optar por un colegio público con convivencia en familia o un colegio privado con alojamiento en familia o residencia. En ambos casos, el sistema educativo goza de buena reputación aunque muchos padres optan por los internados basados en métodos de enseñanza tradicionales y valorados internacionalmente.

Año académico en USA

Pioneros en los intercambios de estudiantes, los años escolares en Estados Unidos se pueden realizar en dos modalidades:
  • · Visado J1: orientado a jóvenes de entre 15 años, cumplidos antes del 31 de julio, a 18 años. El estudiante se alojará en familias voluntarias y asistirá a un colegio público. El alumno no podrá visitar España durante las vacaciones, ni podrá seleccionar el destino aunque habitualmente son ciudades pequeñas y tranquilas.
  • · Visado F1: es más flexible que el anterior. La edad mínima es de 14 años y la máxima de 18. Permite seleccionar la zona, condicionado a la disponibilidad, y elegir entre colegio público y privado. Las familias acogedoras reciben una compensación económica.

Aunque los americanos se caracterizan por ser sociables y tolerantes, teniendo en cuenta la lejanía del destino, un año escolar en USA es recomendable para estudiantes con experiencia en el extranjero o acostumbrados a pasar largas temporadas alejados de la familia.

Año académico en Canadá

Canadá es uno de los países más seguros del mundo, ocupa la séptima posición en el ranking mundial, según los datos de Global Peace Index. Además de la seguridad, posee uno de los sistemas educativos públicos más reputados donde destacan las actividades extracurriculares y el deporte.
Durante año académico en Canadá el estudiante se alojará en familias con poder adquisitivo medio-alto que le transmitirán el carácter tolerante y multicultural de un país con un gran sentido de hospitalidad.


Uno de los factores determinantes para decantarse por un destino u otro es la distancia, la personalidad y las inquietudes del estudiante. Pero no hay que perder nunca de vista los criterios de calidad de la enseñanza, duración del curso y alojamiento para que el año académico en el extranjero sea un éxito. 

viernes, 25 de noviembre de 2016

5 Apps para aprender inglés



Sólo uno de cada cinco españoles tiene un buen dominio del inglés, según los datos del Consejo de Europa. Los idiomas siguen siendo una asignatura pendiente en nuestro país. A los métodos tradicionales de aprendizaje, se han sumado aplicaciones móviles que permiten aprender inglés o perfeccionarlo, si perteneces a ese 20% de afortunados que domina el idioma de Shakespeare, de forma fácil y divertida. Te presentamos una recopilación de las mejores apps para aprender inglés:
  • Duolingo
Su apuesta por un interfaz visual y sencilla ha situado a Duolingo como una de las aplicaciones para aprender idiomas más descargadas. Cuenta con más de 12 millones de usuarios con distintos niveles de conocimientos. Duolingo es atractivo tanto para los que demandan un inglés básico como para aquellos que necesitan un nivel más avanzado.  Tras registrarte de forma totalmente gratuita, podrás optar por empezar desde cero o realizar una prueba de nivel.
Cada lección dura pocos minutos y su funcionamiento es similar a un juego. Consta de ejercicios para hablar, escribir, escuchar y traducir. Ganarás vidas con cada acierto y las perderás con cada fallo, podrás coger atajos para ir subiendo de nivel y alcanzar tus metas diarias. La app te envía recordatorios, mensajes motivadores y permite conocer tu evolución.
  • Babbel
Si estás buscando aumentar tu vocabulario y practicar tu pronunciación, Babel es tu aplicación para aprender inglés. Enseña hasta 2.000 palabras diferentes clasificadas  por 27 temas: ciudad, vida, relaciones, ropa, mundo digital, etc. Tras elegir la temática, deberás repetir las palabras que vas escuchando, si la pronunciación es incorrecta tu móvil vibrará, completar frases y pulsar sobre la imagen tras visualizar una palabra.
Babel no dispone de guías ni de gramática, por lo tanto, está especialmente recomendada para los usuarios con un nivel medio o avanzado de inglés.
  • Wlingua
Es la más similar a un curso de inglés tradicional pero disponible en formato de aplicación. Podrás optar por iniciar el curso desde cero o realizar una prueba de nivel para comenzar el aprendizaje en base a tus conocimientos. Wlingua tiene cuatro niveles de dificultad: A1, A2, B1 y B2, es decir, permite aprender inglés básico e inglés avanzado.
Antes de comenzar cada lección, encontrarás una pequeña explicación de los contenidos que se distribuyen en: teoría, gramática, fonética, vocabulario y pronunciación, aunque, a diferencia de otras apps, no tiene reconocimiento de voz. Uno de sus principales atractivos es que permite elegir entre vocabulario inglés o americano.
  • Wibbu
Si tu inglés puede encasillarse dentro del famoso spanglish, Wibbu es la aplicación que estabas buscando. Se centra en los tres principales problemas que encontramos a la hora de aprender inglés: la gramática, la conversación y la comprensión, proponiendo ejercicios de escuchar, hablar y corregir
Al igual que Duolingo, recurre a una mecánica similar a los videojuegos, para que el aprendizaje sea más divertido, incorporando juegos con phrasal verbs, traducciones y refranes. Adecuado para todos los niveles: básico, intermedio y avanzado.
  • Bussu

Adaptada a nivel básico e intermedio, uno de los puntos que marcan la diferencia con otras apps, es el nivel  “inglés para viajar”. El registro es gratuito pero para completar el curso es necesario pagar. Encontrarás vocabulario, gramática y situaciones cotidianas en una interfaz más parecida a los libros de texto con ejercicios prácticos, traducciones y teoría.