Elige destino

martes, 14 de mayo de 2019

Un año académico en el extranjero ¡La mejor experiencia!

estudiar un año academico en el extranjero

Todos aquellos que han decidido estudiar en el extranjero coinciden en que es una experiencia fantástica. Un viaje que significó para ellos un antes y un después a nivel personal, académico y profesional.

En este sentido, escoger pasar un año académico en el extranjero supone tener compañeros de otras culturas, compartir casa con una familia nativa y a la vez aprender un nuevo idioma. No suena mal, ¿verdad?


Atrévete a pasar un año académico en el extranjero


Dar el paso de alejarnos de nuestros seres queridos durante un período largo de tiempo puede dar vértigo. Ahora bien, a la vuelta todos aquellos que decidieron estudiar inglés señalan que valió la pena.

Además, hoy en día la distancia ya no es lo que era. En la actualidad existe un gran número de medios que nos permite comunicarnos de forma gratuita e instantánea. Plataformas como Skype, Facebook o WhatsApp nos dan la posibilidad de estar siempre conectados.
Es por ello, que no lo dudes ni un momento. Haz la maleta y prepárate para vivir un sinfín de aventuras.

Una vez que consigas adaptarte al nuevo entorno disfrutaras como nunca. Tan solo hay que atreverse a dar el primer paso.

Cuando regreses, tanto tus familiares como amigos alucinarán con tu manejo de la lengua anglosajona. ¡Dominarás el idioma más usado del mundo!


Pasa un año académico en el extranjero con precios inmejorables


Existe la creencia de que la formación en el extranjero es económicamente prohibitiva. Pero nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que si indagas un poco puedes pasar un año académico en el extranjero por precios asumibles.

En este sentido, existen multitud de becas y ayudas a las que puedes optar.

Otra opción para conseguir reducir costes consiste en hospedarte en la vivienda de una familia nativa. Esto te permitirá conversar con personas locales y conocer de primera mano las costumbres del país.

En definitiva, estudiar inglés en el extranjero a un precio razonable es posible.



 Haz grandes amigos al estudiar un año en el extranjero


aprender en el extranjero y hacer amigos

Uno de los aspectos más reconfortantes de estudiar en el extranjero es que tu círculo de amistades se ampliará.

Si asistes a clases te bastará con decir: ‘hola’ – con una gran sonrisa – Enseguida tendrás amigos de Latinoamérica, Japón, Francia…

Otra forma de conocer personas nuevas es inscribirte a algún club o hacer algún deporte.

Luego, por supuesto, están los cumpleaños o las fiestas. Sin duda, una buena excusa para relacionarse con otros estudiantes.

Formarse un año en el extranjero es la mejor forma de tener amigos ¡por todo el mundo!


 Los recuerdos imborrables de estudiar inglés en el extranjero


recuerdos del año academico en el extranjero


El período dedicado a estudiar en el extranjero es intenso y está lleno de grandes momentos. Además, como comentábamos en el punto anterior, conocerás personas con las que seguirás en contacto el resto de tu vida.

Con tus amigos podrás disfrutar rememorando anécdotas e intercambiando impresiones sobre todo lo acontecido antaño. Independientemente de que pasen 10, 15 o 20 años… os gustará seguir haciéndolo.

De igual forma, con el tiempo, habrá situaciones que se te vendrán a la memoria y te harán sacar una sonrisa.



En conclusión, estudiar un año en el extranjero es una experiencia inigualable que te enriquecerá en todos los sentidos.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de una forma personalizada en función de lo que necesites.

miércoles, 8 de mayo de 2019

Top 3 destinos para cursos de idiomas en el extranjero en verano


Este verano se antoja como una época perfecta para estudiar idiomas en el extranjero. Son muchas las personas que aprovechan el período estival para conocer un nuevo lugar y de paso mejorar su inglés.


cursos de idiomas en el extranjero en verano 2019


Cursos de idiomas en el extranjero para el verano de 2019 


No se nos ocurre una forma mejor de aprovechar las vacaciones que asistiendo a alguno de los múltiples cursos de idiomas en el extranjero que hay disponibles.

A continuación, te hablamos sobre los que son a nuestro parecer los mejores destinos para ampliar el conocimiento de la lengua anglosajona.

Dublín: cursos de idiomas en el extranjero a buen precio


viaje de estudios a Dublin


Si estás decidido a estudiar idiomas en el extranjero, Dublín puede ser tu mejor opción. De hecho, esta ciudad acoge cada año a miles de estudiantes que buscan aprender la lengua local.

Las causas de que la capital de Irlanda sea un destino tan solicitado son múltiples. Ahora bien, un motivo fundamental es, sin duda, la amabilidad de su gente. En muchos rankings Irlanda aparece como el país más amable de Europa. Además, según dicen no hay nada mejor que tomarse una gran pinta con algún lugareño.

Otro gran atractivo de Dublín, y de Irlanda en general, son sus paisajes. Si te gusta la naturaleza aquí podrás disfrutar de magníficas montañas, acantilados, bosques o de Phoenix Park (el parque más grande del viejo continente).

Por último, aunque el coste de la vida es elevado lo cierto es que se pueden encontrar cursos de idiomas de gran reputación a muy buen precio.

Cambridge: el viaje para estudiar idiomas más recomendado


curso de idiomas en Cambridge


Los cursos de idiomas en el extranjero de Cambridge tienen un gran reconocimiento a nivel mundial.

Contar con un título de esta afamada institución puede abrirte muchas puertas en el terreno laboral.
Además de esto, la urbe es uno de los máximos exponentes de la cultura británica.  Cambridge está plagada de museos y de edificios que cuentan con cientos de años. Asimismo, su universidad es quizás la más prestigiosa del mundo.

Otros grandes atractivos de la ciudad son el río Cam, los múltiples eventos al aire libre y su majestuoso Jardín Botánico.

Nueva York: la gran alternativa de los viajes de idiomas en el extranjero



estudiar idiomas en Nueva York


La gran manzana es apodada por muchos como ‘la capital del mundo’. Esto se debe a que sus calles cuentan con millones de personas y una amalgama infinita de nacionalidades.

Nueva York dispone de eventos culturales, artísticos y recreativos de todo tipo.
Mientras cursas tus estudios de inglés puedes deleitarte con las luces de neón de Broadway, subir al Empire State, visitar la sede de Naciones unidas, dar un paseo en ferry, admirar la estatua de la libertad, callejear por el barrio chino o italiano, perderte en el regio museo de historia natural… ¿seguimos?

Si te gusta el ajetreo este es, por descontado, el viaje para aprender idiomas en el extranjero que te recomendamos para este verano de 2019.


En caso de que estés interesado en alguno de estos destinos contáctanos y nuestro equipo te ofrecerá una atención totalmente personalizada

lunes, 22 de abril de 2019

Todo lo que no te puedes perder durante tu año escolar en Irlanda


Te lo dice todo el mundo y es verdad: la mejor forma de aprender inglés es irse fuera un año a estudiar. Pero ¿dónde? Si no eres de las personas que siguen la corriente y te gusta ser distinto/a, prueba un año escolar en Irlanda y descubre un lugar mágico para aprender otro idioma. Hay demasiado que vivir, como para desaprovecharlo.

año escolar en Irlanda



El año escolar en Irlanda mejorará tu inglés


Eso te lo garantizamos. Por algo es la opción que eligen cada vez más jóvenes de tu edad de toda Europa. El año escolar en Irlanda es barato. Al menos, mucho más que en Inglaterra o Estados Unidos. Aunque los precios de un año escolar en Irlanda, como en cualquier otro país variarán en función del programa que escojas y vayas a un colegio privado o público, y del tipo de alojamiento.
Y, el inglés que aprenderás allí es tan válido para hacerte entender en todo el mundo como el que aprenderías en cualquier otro lugar. Además, Irlanda es un gran desconocido para mucha gente y es una auténtica joya.

 Los mejores paisajes que verás en tu vida


Creerás que estás metido/a en mitad de una película de caballeros y princesas. Irlanda está plagada de castillos medievales plantados en acantilados increíbles. Estos acantilados y construcciones, combinados con unas inmensas praderas y colinas verdes, la niebla característica de estas zonas y su clima brumoso te harán viajar en el tiempo, prácticamente. Tus seguidores de Instagram se van a volver locos. Y podrás compartir todas tus opiniones sobre tu año escolar en Irlanda en tus redes sociales.

visitar acantilados Moher en tu año escolar en Irlanda


El arte urbano y el carácter de Belfast


La capital de Irlanda del Norte es Belfast, una ciudad pequeña y orgullosa llena de encanto. Sus calles han sido testigo de momentos políticos complicados hace unas décadas con manifestaciones, huelgas e incluso enfrentamientos de guerrilla urbana. En parte, muchas de las enormes pinturas murales que constituyen su particular «museo callejero» dan cuenta de ello. Si te das un paseo podrás admirar este museo urbano al aire libre y repasar parte de su historia reciente.

Un año escolar en Irlanda y un San Patricio en vivo


La festividad de San Patricio, patrón de los irlandeses, es una de las celebraciones más coloristas y animadas de toda Europa. Cualquier fiesta temática que hayas visto en España está a años luz. Ir a estudiar durante un año escolar en Irlanda también te dará oportunidad de comprobar en primera persona cómo es San Patricio «de verdad», cuando la «fiebre verde» y los leprechaun toman los mandos.

Podrás visitar una auténtica taberna irlandesa


Aunque no puedas beber alcohol, no podrás abandonar Irlanda sin visitar uno de sus característicos pubs. Comprobarás que, aunque se parecen, las distintas franquicias y sucedáneos que has visto en España no tienen nada que ver. Te recomendamos que, si visitas Dublín (otra de las ciudades que hay que tener en la lista de «tareas pendientes») te des un salto por The Temple Bar, uno de los más característicos, antiguos y con más «solera» de la ciudad.

Temple Bar, Irlanda


Ver un partido de rugby en directo


El rugby, junto con el fútbol, es el deporte más seguido y practicado de Irlanda. La selección nacional de rugby irlandesa es una potencia internacional y, cada año, está entre las favoritas a ganar el Trofeo Seis Naciones, el más importante del mundo. La práctica de este deporte está muy arraigada en la cultura y no es extraño que si estudias un año escolar en Irlanda puedas practicarlo en el colegio o, por lo menos, asistir como espectador. Si tienes oportunidad de ver un partido profesional no te lo pienses.

La increíble biblioteca de Trinity College


Si tu experiencia durante tu curso escolar en Irlanda está siendo positiva, quizás te plantees preparar en el mismo lugar tus estudios universitarios. La universidad más antigua de Irlanda es Trinity College y, aunque no lo tengas como destino en tus planes, merece una visita igualmente. Es un palacio impresionante, sede universitaria desde 1592 gracias al mandato de la reina Isabel I y tiene una biblioteca que te dejará sin respiración.

qué visitar durante tu curso escolar en Irlanda

martes, 16 de abril de 2019

10 razones por las que estudiar un año escolar en USA

Si quieres estudiar idiomas en otro país y vivir una experiencia increíble, pero aún no tienes claro dónde es mejor hacerlo te damos argumentos para pasar un año escolar en USA como tu primera opción.

año escolar en USA


1. Un curso escolar en EEUU para estudiar. Y para hacer deporte


Lo habrás visto en mil películas. El sistema educativo americano potencia la práctica deportiva al mismo nivel que el desarrollo académico. Se compaginan perfectamente y podrás asistir a clases, pero también practicar deporte con unos recursos que rara vez se encuentran en Europa

2. No hace falta dinero, para aprovechar un año escolar en Estados Unidos


Porque en el país existen varios programas de ayudas y becas que pueden llegar a costear todo lo necesario, sin que tengas que abonar ni un céntimo. Existen becas deportivas (para futuros atletas de élite), pero también de tipo académico y (lo que puede interesarte más) becas internacionales.

3. Un mejor currículo con experiencias de un año escolar en USA


Gracias al prestigio del sistema educativo americano, un año escolar en Estados Unidos te dará más puntos en tu currículo cuando tengas que buscar trabajo. Además de un mejor nivel de inglés tendrás una serie de experiencias y vivencias con las que no cuenta todo el mundo y que te beneficiarán en el mercado laboral.

preparar el curso escolar en EEUU

4. Dominarás el idioma más internacional


El inglés es la lengua que se utiliza como «comodín» para hacerse entender en más países de todo el mundo. Cursando un año escolar en USA estarás más cerca del bilingüismo y dominarás los dos idiomas (el inglés y el español) con más proyección y más utilidad del planeta.

5. Oportunidad para conocer al líder mundial


Estados Unidos está a la cabeza de casi todo. Es la potencia internacional. Y, además, se trata del país más abierto y desarrollado del mundo, acostumbrado a recibir, acoger y formar a personas de todos los rincones del mundo. Cursar un año escolar en Estados Unidos completo es la oportunidad para conocerlo de cerca.

6. Pasar un año escolar en Estados Unidos es poder hacerlo todo


Además de estudiar y hacer deporte, imagina cómo es la oferta cultural y de ocio en un país como Estados Unidos. Podrás, literalmente, hacer de todo sin importar cuál sea el tema o la actividad que más te interesa. Esta oferta está perfectamente integrada en los sistemas educativos y formará parte de tu experiencia de un año escolar en USA.

experiencias de año escolar en USA


7. Se adaptan a ti, y no al revés


Hay muchos jóvenes de muchos países que, como tú, deciden vivir la experiencia de un año escolar en USA. Por eso, el país está perfectamente preparado para adaptarse a las necesidades de cada estudiante y a su perfil de actividades extraescolares, deportivas, culturales, etc. Aunque la idea es que te empapes de la cultura, los norteamericanos saben cómo ponértelo fácil.

8. Los Estados Unidos son un país rico. Y se nota


En Norteamérica han sabido alcanzar el nivel de líder mundial. No sólo por la potencia de su Ejército, sino porque son el país más rico del mundo. Y eso se nota en todo, también en sus instituciones educativas. La mayor parte de sus colegios, institutos y universidades tienen unos recursos que en muchos países de Europa no pueden ni soñar. Por eso es el lugar ideal para pasar un año escolar.

9. Olvídate de las clases aburridas


El sistema educativo americano es súper proactivo. ¿Qué quiere decir esto? Que prestan atención a la teoría, como es lógico. Pero, sobre todo, a la parte práctica. No estarás sentado/a con la cabeza en los libros todo el rato. Te animarán a «mover el culo» y participar activamente, desarrollar habilidades prácticas para convertirte, como los propios americanos/as, en una persona de acción.

10. Sistema educativo líder


Por los motivos que te hemos explicado aquí y por muchos otros, el sistema educativo norteamericano (tanto el de secundaria como el universitario) es líder mundial y cuenta con muchísimo prestigio. Si vives un curso escolar en EEUU lo harás en el mejor sitio posible.

jueves, 11 de abril de 2019

5 claves para aprovechar tu año académico en el extranjero


Vale, está decidido: vas a pasar un año académico en el extranjero. La pregunta ahora es ¿cómo sacarle todo el jugo a la experiencia?

cómo aprovechar tu año académico en el extranjero

Lo primero de todo es tener claros tus objetivos. Por un lado, viajas, incluso puede que vayas a «cruzar el charco», para aprender inglés u otros idiomas. Es tu principal meta y debes tenerla siempre en mente. Pero no es la única. Estudiar un año en el extranjero implica mucho más que aprender otras lenguas. Te damos algunos consejos para que puedas aprovechar tu año académico en el extranjero al máximo:

1. Conoce cómo está planificado el año escolar en el extranjero y organízate


En cada país, los sistemas educativos son esencialmente iguales. Pero existen diferencias en cuanto a la distribución del tiempo de las clases, las épocas del año con exámenes, los períodos lectivos y no lectivos, etc. Antes de marcharte de España es conveniente que sepas cómo es esta distribución y trates de aterrizar con un «plan» en la cabeza que se adapte al ritmo de trabajo y las características de la enseñanza en el país al que llegas. Así como, dependiendo del país destino en el que vayas a estudiar un año académico en el extranjero también es conveniente conocer los precios de los colegios y estancia para organizar tu presupuesto. No hace falta que lo tengas todo pensado al milímetro, habrá profesionales que te guiarán y ayudarán. Pero sí es bueno que te traces un «mapa mental» de la experiencia académica que vivirás, para que no suponga un choque inesperado.


2. Una oportunidad para «resetearte»


No hace falta que lo ocultes, porque todos lo hacemos siempre. Con el inicio de curso nos prometemos los clásicos: «este año estudio un poco cada semana», «este curso llevo los apuntes al día», «este año no me dejo ninguna para septiembre», etc. Casi nunca cumplimos, esto es así. Pero un año académico en el extranjero es una estupenda oportunidad para partir de cero. Para hacer un fresh start, que dirían en inglés. Nuevos profesores, nuevos compañeros, un nuevo entorno. Sin prejuicios puede ser el nacimiento de un nuevo tú. ¿Por qué no probar a iniciar nuevos hábitos y tirar notazas a la cara de tus profes españoles a la vuelta?

hacer un fresh start un año en el extranjero


3. Un año académico en el extranjero es para aprender. Pregúntalo todo


Estarás un tiempo fuera de tu país para aprender. Y para aprender en una lengua que no es tu idioma materno. Es  normal que muchas cosas se te escapen, no termines de entenderlas o que te cueste encajar ciertos aspectos de una cultura que no tienes por qué conocer al detalle. Todos saben de dónde vienes y para qué estás allí, así que no permitas que se te vaya la olla y no te cortes en preguntarlo todo, para no tener ninguna duda. A tus profesores, a tus compañeros de clase, a la gente con la que te cruces en cualquier lado,... La experiencia de aprendizaje es mucho mejor si no dejas ninguna pregunta sin hacer. Déjate la vergüenza en España.


4. Ponte a prueba por tu cuenta


Aunque tendrás a gente pendiente de ti y de tu evolución académica para echarte todas las manos que necesites, estará guay que seas honesto/a contigo mismo/a y vayas «evaluando» lo que aprendes, conforme pasan los días. ¿Es suficiente para desenvolverte? ¿Necesitas apoyo extra? ¿Estás siguiendo el año académico con normalidad? Nadie mejor que tú, para saber si el año escolar en el extranjero responde a tus expectativas y, sobre todo, a lo que tú necesitas. Si crees que puedes meter más caña — o que necesitas levantar un poco el pie del acelerador — nadie mejor que tú para saberlo y hacérselo saber a tus tutores y profesores.

estudiar un año en el extranjero


 5. No te olvides de vivir tu año académico en el extranjero fuera del aula

Estudiar está muy bien y para eso te marchas a otro país. Pero también es una experiencia que se vive solo una vez. No la desaproveches. Fuera de las aulas también hay vida y puede valerte para aprender tanto o más que dentro de ellas. En tu país de destino hay multitud de personas con otras formas de ver la vida, con otra cultura, otros hábitos. Hay ocio, juergas, lugares que visitar, amigos/as que hacer… Exprimir tu año académico en el extranjero más allá de los libros también depende de tu actitud. ¡Vete a por todas!