Elige destino

lunes, 23 de enero de 2017

6 consejos para preparar un viaje de estudios en el extranjero



Cualquier viaje necesita de una buena organización, ¡pero si es un viaje de estudios al extranjero, tienes que prepararlo incluso mejor! Si estás pensando en embarcarte en la aventura de tu vida para estudiar un año escolar en el extranjero o simplemente quieres aprender idiomas en el extranjero gracias a un curso para jóvenes de un par de semanas, estos consejos van a ayudarte a planificar mejor tu viaje. ¡De esta forma disfrutarás de una estancia de lo más agradable!

1.      ¡Infórmate sobre el destino!
First things first! La decisión de irte a estudiar en el extranjero durante un año o un trimestre escolar no es fácil de tomar. Vas a estar lejos de los tuyos durante mucho tiempo, por lo que te tienes que asegurar de que vas a estar en un país seguro, con una cultura que puedas entender y respetar y donde vayas a poder hacer amigos. Asegúrate de buscar información sobre el destino antes de irte de viaje. En la era del internet, esto es mucho más fácil de lo que parece, te vale con encontrar una web de confianza donde recopilen toda la información que te hace falta conocer para disponer de suficiente información como para sentirte preparado para irte de viaje al extranjero. Identifica los sitios a los que viajar, las costumbres culturales, todo lo que necesitas saber para que durante tu viaje te sientas cómodo y seguro.

2.     Documentación para el viaje
Independientemente del país al que viajes, vas a necesitar un tipo u otro de documentación. Infórmate bien sobre las condiciones que hay para entrar en el territorio de un país, asegúrate de tener el DNI o el pasaporte actualizados y, sobre todo, busca toda la información que pueda haber sobre el tema del visado. Países como Australia o China requieren un visado y para viajar a Estados Unidos, además de disponer de un pasaporte de lectura electrónica con mínimo seis meses de validez, tienes que solicitar por internet la ESTA, una autorización de viaje.

3.     Alojamiento
Si eres una persona a la que le gusta mucho estar con gente, lo ideal es que durante tu viaje al extranjero para aprender idiomas te alojes en una residencia. En las residencias de estudiantes te vas a integrar de forma rápida y vas a estar con personas de distintas culturas y nacionalidades, por lo que tu experiencia se convertirá en una de las más enriquecedoras de tu vida.
  
4.     Seguro de viaje
Para tú próximo viaje de estudios al extranjero, te recomendamos hacerte con un seguro de viaje que tenga cobertura de responsabilidad civil y legal. Es muy importante que sepas si el viaje de estudios lo incluye y, en el caso de que no lo haga, coger uno privado, el que mejor se adapte a tus necesidades.

5.      Dinero
Aunque seas de las personas que nunca sacan dinero y tiran de la tarjeta de crédito siempre, para tu viaje al extranjero asegúrate de llevar encima efectivo, por lo menos para unos días, hasta que te acostumbres a la nueva ciudad e identifiques los sitios donde sí que puedes sacar dinero/pagar con la tarjeta en caso de que te haga falta. En cuanto al cambio de moneda, lleva encima el dinero necesario para tu ciudad de origen y, al ser posible, para la ciudad de destino también. ¡No se te olvide que los aeropuertos son los peores sitios para el cambio de moneda, por lo que es mejor evitar cambiar dinero ahí!

6.     Hacer la maleta
Dependiendo de lo larga que sea tu estancia en el extranjero, vas a necesitar más o menos cosas. Antes de ponerte a hacer la maleta, haz un listado de todo lo que necesitas. Intenta coger ropa que puedas combinar de forma fácil, calzado cómodo (que seguro que pasearás mucho) y algún que otro complemento que te sirva para llevar tus pertenencias a todos los lados.
No te olvides del cargador del móvil y, sobre todo, del adaptador de enchufes, que te va a salir más barato en tu país que en el de destino.
Si estás predispuesto a alergias o tienes algún otro tipo de problemas, no te olvides de llevar tu botiquín con los medicamentos que te pueden hacer falta, ojalá no tengas que usarlos, pero como en otro país es muy probable que no tengan los mismos nombres, es mejor que te lleves los tuyos.

Y lo más importante que no te tiene que faltar cuando te vayas de viaje: las ganas de aprender el idioma. ¡Seguro que lo harás genial!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario