Elige destino

jueves, 14 de septiembre de 2017

8 razones para vivir en el extranjero

Vivir en el extranjero durante meses o incluso años es una de las experiencias más enriquecedoras que uno puede tener en la vida. Conocer nuevos lugares y nuevas personas y adaptarte a un nuevo estilo de vida es, sin duda alguna, una experiencia transformadora, que te convertirá en otra persona. ¡Pero veamos todas las razones por las que vivir en el extranjero vale la pena...o por lo menos algunas de ellas, ya que hay mogollón!

  1. Ver lugares maravillosos

Uno de los motivos más evidentes para irte a vivir en el extranjero es la multitud de sitios maravillosos que vas a poder visitar y todos los recuerdos bonitos con los que te irás de cada uno de ellos. Irlanda, Inglaterra, Estados Unidos, Australia...todos ellos son países donde vas a ver paisajes impresionantes, atracciones turísticas y lugares especiales, cada uno con su específico y su diversidad cultural. Como no se trata de un viaje corto que haces a un determinado lugar, no vas a tener que correr para ver todo lo que la ciudad tiene por ofrecer a sus turistas, vas a poder tomartelo con calma y descubrir los rincones mágicos a tu ritmo y con toda la tranquilidad que te ofrece saber que al día siguiente puedes volver al mismo sitio sin prisa alguna.  

vivir en el extranjero para descubrir lugares


  1. Hacer amigos de todo el mundo

Gracias a irte a vivir en el extranjero vas a poder hacer amigos para toda la vida. Al ser de partes diferentes del mundo, ellos te van a ayudar a aprender cosas nuevas sobre otras culturas y a conocer mejor otras formas de ser y de vivir de las personas. Conocer nueva gente y hacer nuevas amistades es, a lo mejor, la experiencia más invaluable de viajar fuera de tu país.

  1. Otra educación

Las diferencias entre los sistemas de enseñanza de distintos países del mundo harán que saques incluso más partido al aprendizaje, aunque acostumbrarte a un nuevo método educativo te puede costar un poco más al principio. Estudiar un año escolar en el extranjero es la mejor experiencia para un adolescente, así que si te lo estás planteando no lo pienses más y toma la decisión de embarcarte en la aventura de tu vida. Vivir seis meses o incluso un año en un país de habla inglesa te ayudará mejorar mucho tu nivel de inglés y será una experiencia para contar el resto de tu vida.

  1. Experiencia profesional

Si estás trabajando y quieres darle un nuevo rumbo a tu carrera profesional, nada mejor que irte al extranjero. Hay mucha gente a la que pensar en irse lejos de la familia y de los amigos les da vértigo, pero hay que ser valiente y conocer todas las ventajas que vivir y trabajar en el extranjero supone para tu carrera. La experiencia profesional que ganarás viviendo en el extranjero va a ser un punto fuerte en tu curriculum vitae.

experiencia profesional viviendo en el extranjero


  1. Salir de tu zona de confort

Si has tomado ya la decisión de irte a vivir en el extranjero para trabajar, estudiar idiomas o emprender una nueva vida, ya has dado el primer paso hacia salir de tu zona de confort. Pero es sólo el primero, a lo largo del viaje tendrás que tomar decisiones difíciles, hacer cosas con las que no te sientas cómodo y abandonar una rutina bien establecida. ¡No te preocupes, pierde el miedo y sal a conocer el mundo.

  1. Descubrir tus límites

...y sobrepasarlos. Cualquiera puede llegar a lo más alto si tiene ganas de hacerlo. Vivir en el extranjero te ayudará a descubrir cuáles son tus límites, pero también a tener el coraje de alcanzar tus sueños, a vencer tus miedos y lanzarte para conseguir lo que siempre has querido.

  1. Explorar

Gracias a un viaje al extranjero vas a poder explorar tu identidad, conocerte mejor y aprender no sólo sobre los demás, sino también sobre uno mismo.

  1. Aprender idiomas

Al vivir en el extranjero, tus habilidades lingüísticas mejoraran, ya que no te quedará otra que practicar el idioma para hacerte entender en situaciones de la vida normal y corriente. El dominio de otro idioma te abre un mundo infinito de oportunidades y la mejor forma de llegar a dominar un idioma es viviendo en el país en el que se habla.

Vivir en el extranjero tiene, como cualquier cosa en la vida, sus ventajas y desventajas, lo importante es que tengas claro qué quieres hacer, descubrir los beneficios que vivir en otro país te va a traer a corto y medio plazo y, si todo te dice que es la mejor decisión que puedes tomar, ¡hacerlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario