Elige destino

viernes, 6 de octubre de 2017

Las ventajas de hacer un viaje de estudios

No hay recuerdo más bonito de tu vida de alumno que aquel viaje que hiciste con tus compañeros de clase a otro país, para pasarlo bien y experimentar otra cultura y practicar otro idioma. Hacer un viaje de estudios es una experiencia única e inolvidable, con muchos beneficios, y es por ello que hoy en día muchos grupos de estudiantes viajan junto con sus profesores a destinos donde pueden ampliar su horizonte socio-cultural.

Los viajes de estudios en el extranjero están cada día más de moda en los colegios e institutos de España y muchos alumnos viajan todos los años a países como Inglaterra o Irlanda para beneficiarse de una experiencia de aprendizaje única.

Irse de viaje de estudios a cualquier país de habla inglesa es la mejor forma de aprender inglés, al tratarse de una inmersión lingüística completa. Un viaje de estudios al extranjero es el método más rápido para lograr sentirte cómodo al hablar el idioma, pero, aparte de la mejoría del idioma, este tipo de viajes en grupo tienen otros beneficios también, que ayudarán a los alumnos a ver y hacer las cosas de otra manera.

haciendo amigos por todo el mundo


Los school trips suelen durar una semana, caso en el que los alumnos, normalmente, tienen 15 horas de clase, impartidas por las mañanas, con profesores nativos. Las clases son bastante diferentes que las clases de inglés a los que los niños están acostumbrados, sobre todo porque los programas de inmersión lingüística los organizan los centros escolares dentro del programa de bilingüismo. Son las propias escuelas las que establecen el nivel inicial de inglés del alumno y organizan las clases en función del nivel. Al final del curso, cada uno de los alumnos recibe un certificado de participación en el curso, que los niños enseñarán con orgullo a sus familias a la vuelta.

Gracias a alojarse en una habitación compartida, en una familia anfitriona, los niños van a compartir habitación con un compañero del grupo, por lo que se lo pasará fenomenal y no se sentirá en ningún momento solo, lejos de su familia y su país. Las familias anfitrionas inglesas se encargarán de darles a conocer a los niños su cultura, junto con sus tradiciones y sus costumbres. Los niños también conocerán la gastronomía local, porque los programas de inmersión lingüística incluyen pensión completa.

Otro aspecto que hace que los school trips sean una experiencia especial es el hecho de ofrecer a los niños actividades distintas, como, por ejemplo, actividades deportivas, talleres o concursos. Al terminar las clases de inglés, los alumnos van a visitar también las atracciones principales de la ciudad que han elegido como destino para su viaje de estudios al extranjero.


¿Dónde hacer un viaje de estudios?

Si quieres hacer un viaje de estudios para aprender el inglés, puedes hacerlo en Inglaterra, Irlanda o Escocia. Cada uno de estos destinos te va a ofrecer experiencias extraordinarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario