Elige destino

jueves, 11 de abril de 2019

5 claves para aprovechar tu año académico en el extranjero


Vale, está decidido: vas a pasar un año académico en el extranjero. La pregunta ahora es ¿cómo sacarle todo el jugo a la experiencia?

cómo aprovechar tu año académico en el extranjero

Lo primero de todo es tener claros tus objetivos. Por un lado, viajas, incluso puede que vayas a «cruzar el charco», para aprender inglés u otros idiomas. Es tu principal meta y debes tenerla siempre en mente. Pero no es la única. Estudiar un año en el extranjero implica mucho más que aprender otras lenguas. Te damos algunos consejos para que puedas aprovechar tu año académico en el extranjero al máximo:

1. Conoce cómo está planificado el año escolar en el extranjero y organízate


En cada país, los sistemas educativos son esencialmente iguales. Pero existen diferencias en cuanto a la distribución del tiempo de las clases, las épocas del año con exámenes, los períodos lectivos y no lectivos, etc. Antes de marcharte de España es conveniente que sepas cómo es esta distribución y trates de aterrizar con un «plan» en la cabeza que se adapte al ritmo de trabajo y las características de la enseñanza en el país al que llegas. Así como, dependiendo del país destino en el que vayas a estudiar un año académico en el extranjero también es conveniente conocer los precios de los colegios y estancia para organizar tu presupuesto. No hace falta que lo tengas todo pensado al milímetro, habrá profesionales que te guiarán y ayudarán. Pero sí es bueno que te traces un «mapa mental» de la experiencia académica que vivirás, para que no suponga un choque inesperado.


2. Una oportunidad para «resetearte»


No hace falta que lo ocultes, porque todos lo hacemos siempre. Con el inicio de curso nos prometemos los clásicos: «este año estudio un poco cada semana», «este curso llevo los apuntes al día», «este año no me dejo ninguna para septiembre», etc. Casi nunca cumplimos, esto es así. Pero un año académico en el extranjero es una estupenda oportunidad para partir de cero. Para hacer un fresh start, que dirían en inglés. Nuevos profesores, nuevos compañeros, un nuevo entorno. Sin prejuicios puede ser el nacimiento de un nuevo tú. ¿Por qué no probar a iniciar nuevos hábitos y tirar notazas a la cara de tus profes españoles a la vuelta?

hacer un fresh start un año en el extranjero


3. Un año académico en el extranjero es para aprender. Pregúntalo todo


Estarás un tiempo fuera de tu país para aprender. Y para aprender en una lengua que no es tu idioma materno. Es  normal que muchas cosas se te escapen, no termines de entenderlas o que te cueste encajar ciertos aspectos de una cultura que no tienes por qué conocer al detalle. Todos saben de dónde vienes y para qué estás allí, así que no permitas que se te vaya la olla y no te cortes en preguntarlo todo, para no tener ninguna duda. A tus profesores, a tus compañeros de clase, a la gente con la que te cruces en cualquier lado,... La experiencia de aprendizaje es mucho mejor si no dejas ninguna pregunta sin hacer. Déjate la vergüenza en España.


4. Ponte a prueba por tu cuenta


Aunque tendrás a gente pendiente de ti y de tu evolución académica para echarte todas las manos que necesites, estará guay que seas honesto/a contigo mismo/a y vayas «evaluando» lo que aprendes, conforme pasan los días. ¿Es suficiente para desenvolverte? ¿Necesitas apoyo extra? ¿Estás siguiendo el año académico con normalidad? Nadie mejor que tú, para saber si el año escolar en el extranjero responde a tus expectativas y, sobre todo, a lo que tú necesitas. Si crees que puedes meter más caña — o que necesitas levantar un poco el pie del acelerador — nadie mejor que tú para saberlo y hacérselo saber a tus tutores y profesores.

estudiar un año en el extranjero


 5. No te olvides de vivir tu año académico en el extranjero fuera del aula

Estudiar está muy bien y para eso te marchas a otro país. Pero también es una experiencia que se vive solo una vez. No la desaproveches. Fuera de las aulas también hay vida y puede valerte para aprender tanto o más que dentro de ellas. En tu país de destino hay multitud de personas con otras formas de ver la vida, con otra cultura, otros hábitos. Hay ocio, juergas, lugares que visitar, amigos/as que hacer… Exprimir tu año académico en el extranjero más allá de los libros también depende de tu actitud. ¡Vete a por todas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario